Text Size:
  • A
  • A
  • A

ACTIVIDADES PARA LA COMUNIDAD

Consejo Ascension of Our Lord 9623
LaPlace, Luisiana
Auxilio en las Inundaciones

En agosto de 2016, por las intensas lluvias en la parte sur de Luisiana más de 100,00 hogares se inundaron, dejando decenas de miles de desplazados y refugios llenos más allá de su capacidad. El Consejo 9623 fue uno de los primeros grupos en dar un paso adelante y responder a la emergencia, iniciando una serie de esfuerzos que se ampliarían durante todo el año.

La respuesta inmediata del consejo fue tomar las calles y ayudar con el rescate urgente de las familias que luchaban para ponerse a salvo. Algunas víctimas de la inundación fueron rescatadas de áreas bajo seis pies o más de agua. En otro lugar, otros Caballeros tomaron turnos para preparar y servir comida a las familias que se refugiaban en los centros comunitarios.

En los días que siguieron a la alerta, los miembros del consejo viajaron a diferentes regiones para ayudar a llenar sacos de arena para impeder el contraflujo de los ríos crecidos y para retirar los artículos dañados de los hogares. Hubo que sacar los muebles dañados y arrancar y arrastrarlos a la calle los paneles irremediablemente empapados.

Reconociendo la necesidad de mayor ayuda, el consejo comenzó a pedir ayuda de las parroquias y los comerciantes, solicitando donaciones de agua embotellada, material de limpieza, insumos para bebés, comida enlatada, hielo, sillas de ruedas y más. Con frecuencia, fueron los mismos miembros del consejo los que entregaron cargas completas de bienes a las áreas necesitadas.

Mientras esto continuaba, los miembros del consejo continuaron preparando y sirviendo comida a los cientos de familias que permanecieron desplazadas. En toda la región, más de 5,300 comidas calientes de pastalaya, pollo, gumbo y más mantuvieron a los residentes y trabajadores alimentados mientras trabajaban para reparar sus comunidades.

Meses más tarde, con las reparaciones todavía en progreso y la vida sin regresar a la normalidad, el consejo continuó con este apoyo. Cuando llegaron las fiestas de fin de año, se entregaron más de 175 canastas de comida de Acción de Gracias y Navidad, además de 18 cargas completas de juguetes de Navidad, muebles para el hogar y artículos de cocina. Se construyeron e instalaron rampas para sillas de ruedas para los adultos mayores y para aquellos con discapacidades físicas.

Por último pero no menos importante, se recolectaron miles de dólares en donaciones y se distribuyeron a las familias y a las parroquias que sirvieron mientras reconstruían sus vidas. Los miembros del consejo recolectaron contribuciones monetarias por un total de $30,187 de los donadores del área. Los Caballeros locales también distribuyeron cheques utilizando el dinero recaudado a través de Knights of Columbus Charities, así como de los fondos donados por el Consejo Supremo y otros.