Text Size:
  • A
  • A
  • A

El Caballero Supremo señala prioridades de reclutamiento

El Caballero Supremo Carl Anderson se dirige a la reunión de Membresía, señalando la importancia del crecimiento constante para la sustentabilidad de Caballeros de Colón.

  Fotos

El crecimiento de la membresía, especialmente reclutando hombres más jóvenes que estén comprometidos con el servicio, es una prioridad de primer orden para Caballeros de Colón, dijo el Caballero Supremo Carl Anderson.

Al dirigirse a cientos de delegados en el Seminario de Membresía el lunes 31 de julio por la mañana, el Caballero Supremo llamó al reclutamiento la "tarea número uno". Señaló cuatro principios para reclutar hombres católicos: buscar a aquellos que desean servir a otros; atraer hombres jóvenes; encontrar cargos en los consejos para aprovechar las capacidades de los hombres jóvenes, y desarrollar programas que atraigan a dichos hombres y los mantengan interesados y activos.

En estos días los hombres tienen mucha presión de tiempo, tanto en casa como en el trabajo, por lo que los consejos deben encontrar formas de llamarlos al servicio caritativo al tiempo que se respetan sus obligaciones, explicó. 

Mientras los Caballeros sigan estos principios de reclutamiento, harán que la Orden "sea lo que estamos llamados a ser", el Caballero Supremo Anderson continuó diciendo, "es decir, la vanguardia de hombres católicos que fortalecerá y servirá a la Iglesia Católica".

Dijo que la iniciativa de la Orden Construyendo la Iglesia Doméstica al tiempo que se Fortalece nuestra Parroquia, está diseñada para ayudar a los hombres a crear conexiones entre su fe, su familia, sus obligaciones y su vida en la parroquia, para que se apoyen mutuamente. La iniciativa está en armonía con la enseñanza del Papa Francisco de construir "comunidades fraternas" que sean joviales y que se dirijan hacia la misión y el servicio a aquellos que se encuentran en las periferias, agregó el Caballero Supremo.

"Podemos ser motores para renovar nuestra parroquia, tal como lo pide el Papa", dijo.

El Diputado Caballero Supremo Patrick Kelly, habló en el seminario acerca de los métodos para llegar hoy a los hombres. Dijo que encuestas recientes revelan que los hombres jóvenes católicos buscan a Caballeros de Colón para ayudarlos a crecer en su fe, volverse mejores esposos y padres, así como para participar en programas enfocados en la familia. Los programas y actividades de los consejos deben responder a dichas necesidades en lugar de alejar a los hombres de su hogar y su familia, señaló.

Al igual que el Padre Michael McGivney, el fundador de la Orden, desarrolló formas innovadoras para llegar a los hombres católicos de su época, también los Caballeros deben ser creativos para satisfacer las necesidades de los hombres de hoy, agregó.

El moderador del seminario fue Thomas Wegener, Director Supremo de Michigan, quien sirve como Director del Comité de Membresía para la Junta de Directores de la Orden.

También hablaron el Padre Dominico Jonathan Kalisch, Director de Capellanes y Desarrollo Espiritual,  acerca del desarrollo de buenas relaciones con los párrocos; el Tesorero Supremo Ronald Schwarz, acerca de la creación  de una cooperación entre los agentes de seguros y los líderes fraternales; Gary Nolan, Vicepresidente de Ceremoniales y Capacitación, acerca de los recursos que ofrece el Consejo Supremo para desarrollar un liderazgo fraternal y José Jiménez, Vicepresidente del Departamento de Misiones Fraternales y Alain Cayer, Pasado Diputado de Estado de Ontario, acerca de cómo llegar a los hombres católicos de todos los grupos étnicos y todas las lenguas.

Sustentabilidad de nuestras jurisdicciones

En su discurso a la reunión anual de la Asociación Canadiense en la 135ª Convención Suprema en St. Louis, el Caballero Supremo Carl Anderson pidió a los Caballeros reunidos que el próximo año enfoquen su atención en el reclutamiento de miembros.

"Los  Caballeros canadienses tienen una larga historia de liderazgo en caridad y fraternidad. Ahora necesitamos concentrarnos en la sustentabilidad de nuestras jurisdicciones reclutando nuevos miembros", dijo el Caballero Supremo Anderson. Agregó que en una sociedad que se vuelve cada vez más secular, muchas personas sienten que el cristianismo tiene poco que ofrecer o incluso que es peligroso.

"En Canadá no existe ninguna organización mejor que Caballeros de Colón para mostrar el valor y la compasión que ofece el cristianismo a la sociedad", dijo. El Caballero Supremo agregó que los Caballeros necesitan vivir y enfocarse en lo que dicen que son como católicos y Caballeros: una comunidad jovial con la misión de cuidar, ayudar y acompañarse mutuamente. Es una organización, dijo, a la que los hombres desearán unirse.

Al principio de la reunión, el Obispo Nöel Simard de Valleyfield, Quebec, agradeció a los Caballeros su obra para construir el reino de Dios en Canadá. Mencionó que el Papa Francisco llamó a la Iglesia a convertirse  en una Iglesia misionera.

"Necesitamos llegar a las periferias, a las familias con problemas, a los inmigrantes, a los perseguidos cristianos. Necesitamos estar cerca de esas áreas", dijo.

Las otras áreas que señaló a los Caballeros fueron las amenazas a la vida, especialmente la eutanasia legalizada, y la necesidad de promover una cultura de la vida; la necesidad de garantizar la libertad de conciencia y religión; el llamado al fortalecimiento de las parroquias a través de la construcción de la Iglesia Doméstica y, la necesidad de atraer a jóvenes, no solo para considerar una vocación, sino para convertirse en católicos fieles.

El Padre Thomas Rosica, CSB, Director General de la Fundación Salt and Light Catholic Media, agradeció a los Caballeros su compromiso, tanto a nivel del Consejo Sumpremo, como a nivel local, para hacer de Salt and Light un éxito. Agregó que recientemente Salt and Light realizó un foro que lleva el nombre del Padre Michael McGivney  en la nueva sede del canal en Toronto.

Durante la reunión, se entregó el Premio Jean Migneault, que reconoce a la jurisdicción canadiense con mayor porcentaje de ganancia en membresía. British Columbia recibió el premio por haber alcanzado un 123.45 por ciento de aumento en la membresía.