Text Size:
  • A
  • A
  • A

Director de espectáculos y profesor a la misma vez - El Animador

No basta el tratar de educar a los miembros mediante el traspaso de información sino que tienes que hacerlo de forma entretenida para motivarles, hacer que presten atención y se vayan llenos de entusiasmo
Con respecto a lo que han aprendido. Este es el desafío que el animador del consejo enfrenta cuando prepara el material sobre los tópicos para la sección “Lo Bueno de la Orden” de la reunión. Un programa exitoso de estos tópicos alentaran a tus miembros a participar en las reuniones y mantenerse informados e involucrados en su consejo.

El gran caballero nombra al animador para que le proporcione educación y entretenimiento adecuados al consejo. Es él quien decide como planear y presentar los programas que valen la pena y que servirán para aumentar la asistencia a las reuniones beneficiando así a los miembros presentes. Para esto el conferenciante tiene que estar familiarizado con todos los aspectos de programación del consejo. Aun cuando se tiene un entendimiento sólido de la programación del consejo y de la forma en que funciona la Orden, puede ser difícil encontrar nuevos tópicos para las reuniones. Afortunadamente, hay varias fuentes de información con las cuales el animador puede contar para conseguir nuevas ideas.

Los tipos de programas que el animador puede difundir se limitan a su imaginación y al grado de creatividad que tiene. Puede organizar debates de paneles sobre temas que enfrentan a la iglesia y a la comunidad ; oradores tales como los entrenadores de un equipo de escuela; un historiador de la parroquia o del pueblo; un columnista del periódico local; juegos de preguntas sobre historia, la Biblia o deportes; discusiones sobre películas, libros u obras de teatro; presentaciones de grupos de teatro, de coros; presentaciones de artes culturales hechos por los miembros; presentaciones de cine y temas de salud; veladas que celebran la diversidad étnica; una velada de talentos; cenas para los pasados grandes caballeros; celebraciones de las diversas fiestas; debates políticos, son algunos de los programas que se pueden presentar.

Una buena fuente de información para conseguir nuevas ideas es el Suplemento del Programa. Este boletín de noticias contiene ideas de programación de servicios para los consejos, información sobre eventos especiales que se celebraran en un futuro cercano, datos sobre programas a través de la Orden, detalles sobre campañas de membresía y descripción de materiales disponibles a través de las oficinas del Consejo Supremo.

Otra excelente fuente de información es la revista Columbia. Todos los meses la revista contiene artículos educacionales y de entretenimiento. Estos artículos pueden servir como el trampolín para entablar debates sobre programas que al consejo le pueden interesar y ver como el consejo puede participar en una iniciativa que tiene lugar a través de la Orden o sobre temas que le conciernen a la Iglesia y a la comunidad. Los debates también se podrían centrar alrededor de comentarios que hace el caballero supremo o el capellán supremo, o sobre cualquier otro artículo que aparece en la revista. La sección “Caballeros en Acción” de Columbia incluye artículos sobre programas patrocinados por los consejos a través de la Orden y pueden proporcionar temas que pueden provocar una conversación acerca de tu consejo.

Los boletines de noticias del estado, boletines de otros consejos, periódicos diocesanos y boletines de la parroquia son también fuentes excelentes para elegir tópicos de debate.