Text Size:
  • A
  • A
  • A

Caballero por Veinticuatro Horas

Los jóvenes de hoy tienen demasiados compromisos. Las obligaciones y responsabilidades que tienen con sus familias y sus empleos requieren la mayor parte de su tiempo. ¿Cuánta veces la persona que está reclutando oye la misma respuesta: “No tengo mucho tiempo libre para dedicarle a Caballeros de Colón por lo tanto no veo por qué debería formar parte de ellos?” Es una preocupación que los candidatos tienen en común, no tienen tiempo disponible para hacerse miembros de Caballeros de Colón.

Ahora imagínese que sucedería si usted pudiera decirle a un hombre que solamente le tiene que dedicar a Caballeros de Colón 24 horas al año mediante las cuales podría tener un impacto muy significativo en su comunidad y en su Iglesia. A continuación le proporcionamos una ilustración del poco tiempo que hay que invertir para ser una parte activa de Caballeros de Colón. Aun con un compromiso mínimo este miembro puede llegar a ser una parte importante de un consejo al mismo tiempo que puede sacar provecho de los beneficios, para él y para su familia, que se desprenden de la membresía en Caballeros de Colón. Al hablarles a posibles candidatos sobre la posibilidad de que se unan a nuestra Orden, procure presentarles el tiempo que piensan dedicarle al esfuerzo de la siguiente manera:

12 horas al año leyendo el boletín semanal de la parroquia, los boletines del consejo local y del consejo de estado, la revista Columbia, y visitando los sitios Web del consejo de estado y del Consejo Supremo.

2 horas al año de servicio voluntario en la campaña anual de ayuda para personas con discapacidades intelectuales.

2 horas al año participando, en compañia de sus familiares, en dos servicios de comuniones o de oración de la parroquia.

2 horas al año de voluntario en un proyecto, de su elección, patrocinado por el consejo ya sea a beneficio de la Iglesia, de la comunidad, del consejo, de la familia o de la juventud.

2 horas al año participando en una reunión del consejo. (Si encuentra que la reunión es interesante es posible que vuelva para participar en una segunda reunión.)

4 horas al año gozando (una vez más, en compañía de todos sus familiares) de una función social del consejo, ya sea una cena, un baile, un picnic, etc.

Cuando el número de horas que un miembro le puede dedicar a Caballeros de Colón se le presenta a un candidato de esta manera, no parece ser un requisito poco razonable. Una vez que el hombre se hace miembro y se da cuenta de las ventajas que se obtienen al formar parte de Caballeros de Colón, no cabe duda que deseará dedicarle aun más horas a la Orden.

Si su consejo no realiza algunos de los programas que se mencionan más arriba, considere empezar a desarrollar esa clase de programas u otros similares. Si su consejo no cuenta con un boletín de noticias piense en publicar uno, es la mejor forma de mantener a sus miembros activos e informados.

El año cuenta con 8,760 horas. Donándoles a Caballeros de Colón solamente 24 horas al año, (menos del .3 por ciento), un hombre puede ser mejor Católico, mejor padre, mejor esposo y mejor persona. Piense de la manera en que el bien que hacen Caballeros de Colón en nuestras comunidades se beneficiaría si estos hombres se unen a la Orden. Lo único que tenemos que hacer es decirle al posible candidato que tiene tiempo para hacerse miembro y en el proceso poder hacer una contribución significativa a su comunidad y a la Iglesia en sólo 24 horas.