Caballaros de Colón

Lectura
  • FUNCIONARIOS

Aprenda sobre nosotros

Gracias a los esfuerzos del Padre Michael J. McGivney, pastor asistente de la Iglesia St. Mary en New Haven, y algunos de sus feligreses, el 29 de marzo de 1882, el poder legislativo del estado de Connecticut autorizó la fundación de Caballeros de Colón como una sociedad de beneficios fraternales. La Orden permanece fiel a sus principios de fundación, caridad, unidad y fraternidad.

Los Caballeros de Colón es una sociedad de beneficencia fraternal católica de hombres, formada para prestar ayuda financiera a miembros y sus familias. Se ofrece ayuda y asistencia mutuos a los miembros enfermos, incapacitados y necesitados, y a sus familias. Se promueve la comunión social e intelectual entre los miembros y sus familias a través de obras educativas, caritativas, religiosas, de asistencia social, de alivio para la guerra y de alivio público.

La historia de la Orden muestra cómo la previsión del Padre Michael J. McGivney -cuya causa de canonización está siendo estudiada por el Vaticano- dio origen a la principal sociedad de beneficencia fraternal católica del mundo. La Orden ha ayudado a familias a obtener seguridad y estabilidad económica a través de programas de seguros de vida, renta vitalicia y de cuidado de largo plazo, y ha contribuido tiempo y energía en todo el mundo para el servicio en comunidades.

Los Caballeros de Colón han crecido, de algunos pocos miembros en un consejo a más de 13,000 consejos y 1.7 millones de miembros a lo largo de Estados Unidos, Canadá, Filipinas, México, Polonia, República Dominicana, Puerto Rico, Panamá, Bahamas, Islas Vírgenes, Guatemala, Guam y Saipán.