Caballaros de Colón

Caballeros de Colón

Lectura
  • FUNCIONARIOS

Nuestros Principios

Caballeros de Colón es la organización de hombres católicos más grande de mundo: 1.8 millones de miembros en el Norte y el Centro de América y en Filipinas. Tan solo el año pasado, las unidades de Caballeros de Colón de todos los niveles recaudaron y donaron más de $150 millones de dólares a obras caritativas. Además, sus miembros y sus familias realizaron más de 68 millones de horas de servicio comunitario voluntario. Esto quiere decir que el total suma más de $1,000 millones de dólares en apoyo voluntario en un solo año.

Nuestros cuatro principios son Caridad, Unidad, Fraternidad y Patriotismo, y todas las obras de caridad que realizamos están guiadas por estas cuatro virtudes.

Caridad – Nuestra fe católica nos enseña “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Los miembros de Caballeros de Colón muestran su amor por su prójimo con campañas de recaudación de alimentos que se donan a los comedores benéficos y los bancos de alimentos, con labor voluntaria en las Olimpiadas Especiales y con su apoyo, tanto espiritual como material, a las madres que eligen dar vida a sus bebés. Los Caballeros aceptan que nuestra misión y nuestra fe en Dios nos impulsan a actuar. No hay mejor forma de experimentar el amor y la compasión que ayudando a los necesitados, llamado al que respondemos día con día.

Unidad – Ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros. Los miembros de Caballeros de Colón lo saben bien: juntos podemos lograr más de lo que cada uno lograría de manera individual. Así que nos unimos, nos apoyamos mutuamente. Esto no quiere decir que estemos siempre de acuerdo o que no haya diferencias de opinión. Lo que quiere decir es que – como Caballero de Colón – siempre puede contar con el apoyo y el respaldo de sus hermanos Caballeros en su labor por mejorar la vida de su parroquia y comunidad.

Fraternidad – El Venerable Michael J. McGivney fundó Caballeros de Colón en gran medida para dar ayuda a las viudas y los hijos que quedaban abandonados cuando moría el sostén de la familia, a menudo de manera prematura. El prestigiado programa de seguros de la Orden sigue haciendo lo mismo actualmente, así como los Caballeros mismos, quienes el año pasado donaron más de 10 millones de horas para ayudar a los miembros enfermos y/o incapacitados y a sus familias. En Caballeros de Colón, nos cuidamos unos a otros.

Patriotismo – Los miembros de Caballeros de Colón, ya sean norteamericanos, canadienses, mexicanos, cubanos, filipinos, polacos o dominicanos, son ciudadanos patriotas. Estamos orgullosos de nuestra devoción a Dios y nuestro país, y creemos que debemos defender a ambos. Ya sea en público o en privado, los Caballeros recuerdan al mundo que los católicos apoyan a su país y se encuentran entre sus mejores ciudadanos.