Text Size:
  • A
  • A
  • A

Los capellanes son clave en la vida de los Caballeros

  Fotos

Más de 80 capellanes de consejos de estado y locales de Caballeros de Colón llevaron a cabo su reunión anual inmediatamente después de concluir la Convención Suprema en St. Louis. La Reunión de Capellanes, realizada el 3 de agosto, fue presidida por el Capellán Supremo Arzobispo William Lori de Baltimore, quien llamó a los sacerdotes reunidos “sucesores del Padre McGivney”, fundador de Caballeros de Colón.

En la reunión también fueron oradores el Caballero Supremo Carl Anderson, el Diputado Caballero Supremo Patrick Kelly y el Padre Dominico Jonathan Kalisch, Director de Capellanes y Desarrollo Espiritual.

El propósito de la reunión fue que los capellanes analizaran su papel como directores espirituales de la Orden y compartieran experiencias e ideas sobre cómo desarrollar la vida espiritual de los Caballeros y sus familias.

El Caballero Supremo dijo que el documento Evangelli Gaudium del Papa Francisco sobre la Alegría del Evangelio, que habla de construir comunidades fraternas alegres y radiantes, debe servir como guía para los Caballeros y sus consejos. “Es lo que somos”, dijo, “Es lo que necesitamos ser aún más”.

Los capellanes deben trabajar con los líderes de consejo para asegurar que están construyendo una comunidad fraterna que desarrolle la espiritualidad de cada miembro y atraiga a otros hombres a unirse, agregó.

El Caballero Supremo dijo que hay estudios que mostraron que la forma más segura de transmitir la fe a la próxima generación es que los niños vean orar a su padre. Por lo tanto, los capellanes deben promover la iniciativa de la Orden Construyendo la Iglesia Doméstica al tiempo que Fortalecemos nuestra Parroquia, que exhorta a los hombres a vivir su fe no solo en la iglesia, sino también en el hogar y en público, dijo.

El Arzobispo Lori dijo que, aunque Caballeros de Colón esté dirigida por hombres laicos, los capellanes deben recordar que “el Padre McGivney inició Caballeros para ayudar a las familias necesitadas. No olviden nunca que Caballeros de Colón nació en una parroquia, la fundó un sacerdote de parroquia santo y dedicado”.

Y agregó que “Lo más importante que podemos dar a la Orden y a sus consejos es el cuidado pastoral. Establezcan una nota de fe, una nota de fraternalismo. Exhorten a los hermanos Caballeros a tender puentes entre ellos y los párrocos, así como la gente de sus parroquias”.

El Padre Kalisch comenzó su discurso con un simple hecho. “Cuando los consejos florecen”, dijo, “siempre hay un sacerdote sólido y participativo”. El papel de un capellán es más que ofrecer unas cuantas palabras en una reunión mensual”, continuó. Exhortó a los capellanes a introducir un aspecto espiritual en cada reunión de consejo y a auspiciar prácticas regulares de fe, como una adoración eucarística mensual.

El Diputado Caballero Supremo Kelly habló acerca de nuevas iniciativas, incluyendo los recursos de formación espiritual en línea y el desarrollo de una aplicación digital de Caballeros de Colón, que están diseñados para atraer a la Orden a hombres más jóvenes.