Desafío mensual del Capellán Supremo

Agosto 2018

«Así que Jesús les preguntó a los doce: ¿También ustedes quieren marcharse?  —Señor—contestó Simón Pedro—, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Y nosotros hemos creído, y sabemos que tú eres el Santo de Dios». (Evangelio del 30 de agosto, Juan 6:67-69)

No sé ustedes, pero puedo recordar momentos de mi vida en los que las palabras de Pedro han sido personales y le he dicho a Jesús en oración: 'Maestro, ¿a quién recurriré?' Espero que ustedes también hayan alcanzado un punto en sus vidas en el que saben con certeza que no hay otro lugar a dónde ir sino con Jesús: no al poder, dinero, sexo, alcohol o cualquier otra cosa que pueda convertirse en un falso «maestro» en nuestras vidas. Mis hermanos, creemos en que Jesús es el Santo de Dios, por lo tanto, nuestras vidas deben dar evidencia de esto. Seamos hombres que, como Pedro, podamos decir verdaderamente: «Maestro, ¿a quién recurriremos? Tú tienes las palabras de vida eterna».

Reto del Capellán Supremo Arzobispo William E. Lori:

Este mes los reto a hacer un examen diario de conciencia, realizando una reflexión para encontrar los falsos «maestros» (por ejemplo, la comodidad, el poder, la apariencia) que es a lo que recurrimos. Tómense unos minutos antes de acostarse para examinar su día, incluyendo sus bendiciones y pecados. En segundo lugar, los reto firmemente a afrontar sus vicios para que cuando se sientan tentados a caer en ellos, oren: «Jesús, confío en ti».