Desafío mensual del Capellán Supremo

Noviembre 2018

Jesús dijo a sus discípulos, «En aquellos días, después de aquella tribulación, el sol se oscurecerá… y las potencias que están en los cielos serán conmovidas. Pero de aquél día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre». (Evangelio del 18 de noviembre, Marcos 13:24, 32)

Hay una vieja canción góspel country con un estribillo pegajoso que hace esta pregunta: «¿Qué harías si Jesús viniera a pasar el día contigo?» Ya que el Adviento se acerca rápidamente, la Iglesia nos invita a reflexionar sobre esta pregunta, de igual manera, nos invita a preparar nuestros corazones y almas como corresponde. De manera agitada, nos alistamos para Navidad, comprando regalos y decorando nuestros hogares. Pero, ¿prepararemos nuestra alma con el mismo sentido de urgencia, propósito y cuidado? El Adviento es un momento solemne de reflexión sobre la segunda venida de Jesús. «¿Qué harías si Jesús viniera a pasar el día contigo?» Pronto lo hará. Que podamos encontrarlo con los brazos abiertos y corazones puros.

Reto del Capellán Supremo Arzobispo William E. Lori:

Este mes, teniendo en mente que no conocemos el «día ni la hora», los reto a que se confiesen y se comprometan a hacerlo, a partir de entonces, de manera mensual, como un medio para cuidar de manera indicada su alma. En segundo lugar, los reto para que en este próximo mes perdonen a alguien que los haya lastimado de alguna u otra manera.