Edificando la Iglesia doméstica

¿Qué es la Iglesia doméstica?

Es creer que la manera en que vive su fé, en sus consejos, familias, parroquias y comunidad, tiene un efecto dominó que cambia al mundo.

Es el consejo, la familia y la parroquia que sabe que todo lo que hacen se debe basar en la oración.

Describe a la familia y al consejo, que aunque imperfectos, quienes escogen de forma deliberada vivir de forma opuesta a lo que parece ser un mundo sin Dios y dice, “En nuestro hogar, consejo y parroquia, escogemos vivir nuestra fé.”

Son la familia y el consejo quienes rezan juntos, van a Misa cada semana, frecuentan el Sacramento de la confesión y (como saben que son impotentes sin Dios), de forma deliberada evitan aquello que contamina sus mentes y sus corazones.

Es la familia y el consejo imperfectos, humildes y llenos de júbilo los que  pocas veces predican la fé porque están muy ocupados viviéndola.