¿Por qué unirse?

Por qué debería convertirse en Caballero

En 1882 el Padre Michael J. McGivney reunió a un pequeño grupo de feligreses en la Iglesia de St. Mary en New Haven, Conn. Su propósito era establecer un grupo de hombres, unidos en su fe y ayudar a las familias católicas en épocas difíciles. Este fue el inicio de Caballeros de Colón.

Guiado por los principios de la caridad, la unidad y la fraternidad, los miembros de Caballeros de Colón trabajaron para superar las dificultades que enfrentaban las personas en sus parroquias y comunidades. Somos una organización que crece - más de 1.9 millones de miembros – y durante más de 130 años hemos estado comprometidos a superar los desafíos de la necesidad de alimento, techo, ropa caliente y seguridad financiera, así como a brindar ayuda a las viudas y a los huérfanos en nuestras comunidades locales.

Unirse a su consejo local de Caballeros de Colón puede cambiar su vida. Como Caballero, tiene la oportunidad de fortalecer a su parroquia, restituir algo a su comunidad, crecer en su fe y tener acceso exclusivo a nuestra cartera de productos de los seguros mejor calificados para proteger económicamente a su familia. Los consejos realizan muchos programas que apoyan a su parroquia y a su comunidad, incluyendo los siguientes:

  • Diversos programas de oración y adoración eucarística
  • Participación en diversos programas caritativos, como los programas Abrigos para los Niños y Alimentos para las Familias
  • Fomentar vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa

Unirse a su consejo local no significa que deba sacrificar tiempo de calidad con su familia. Siendo voluntario durante una hora aquí o allá – con su familia – puede hacer una inmensa diferencia en su vida y en la vida de los demás.

Si está interesado en ayudar a los necesitados en su parroquia y comunidad, en fortalecer su relaciones parroquiales y familiares, en crecer en su fe y en tener acceso exclusivo a la protección de seguros mejor calificados para usted y su familia, piense en unirse al consejo de Caballeros de Colón asociado con su parroquia.

La membresía en Caballeros de Colón está abierta a hombres de 18 años de edad o mayores que sean católicos practicantes en unión con la Santa Sede. Esto significa que todo solicitante o miembro acepta la autoridad doctrinal de la Iglesia Católica sobre asuntos de la fe y la moral, aspira a vivir de acuerdo con los preceptos de la Iglesia Católica, y goza de buen crédito ante la Iglesia Católica.