Text Size:
  • A
  • A
  • A

Cultura de la vida

2016 Marcha por la Vida EE.UU.

2015 Marcha por la Vida Canadá

 

100% de su donación apoyará directamente al Fondo para la Cultura de la Vida.

“La vida humana es sagrada e inviolable en cada momento de su existencia, también en el inicial que precede al nacimiento. El hombre, desde el seno materno, pertenece a Dios que lo escruta y conoce todo, que lo forma y lo plasma con sus manos, que lo ve mientras es todavía un pequeño embrión informe y que en él entrevé el adulto de mañana, cuyos días están contados y cuya vocación está ya escrita en el « libro de la vida » (cf. Sal 139 138, 1. 13-16). Incluso cuando está todavía en el seno materno, —como testimonian numerosos textos bíblicos 60— el hombre es término personalísimo de la amorosa y paterna providencia divina.” (Evangelium Vitae, 61).

En su encíclica de 1995, Evangelium Vitae, San Juan Pablo II hizo un llamado a todos los fieles católicos para que dieran testimonio del Evangelio de Vida y construyeran la “civilización de la vida y del amor” (100). De conformidad con esta misión y los principios católicos de caridad, unidad y fraternidad de nuestra Orden, Caballeros de Colón se mantiene firme en su convicción de que cada vida humana es un regalo de Dios, dotada con ciertos derechos inalienables, el primero de estos es el derecho a la vida. Incluso en medio de las dificultades e incertidumbres, creemos que la vida humana es sagrada e inviolable, y debe defenderse con máxima determinación. Para este fin, Caballeros de Colón apoya las políticas que promueven una Cultura de la Vida y se oponen a los esfuerzos legislativos que promueven el aborto, la anticoncepción, la esterilización, la clonación, la destrucción de embriones, el suicidio asistido, la eutanasia, la guerra injusta, y la pena de muerte cuando existe una alternativa aceptable.

Una de las maneras más efectivas en las que Caballeros de Colón ha promovido una Cultura de la Vida y ha ayudado a miles de mujeres a salvar a sus hijos es a través de la Iniciativa de Ultrasonido. Hasta diciembre de 2016, la iniciativa ha financiado y colocado 752 máquinas de ultrasonido, valoradas en más de $36 millones de dólares, en los 50 estados de Estados Unidos, así como en Canadá, Jamaica, Guatemala y Perú.

Para leer más o donar a la Iniciativa de Ultrasonido, por favor haga clic aquí.

100% de su donación apoyará directamente al Fondo para la Cultura de la Vida.

La firme defensa y promoción de la Cultura de la Vida de nuestra Orden se basa en nuestra promesa definitiva de que en la ley natural escrita en el corazón de cada persona está el reconocimiento de que la vida humana es sagrada desde su inicio hasta su final. En la profundidad de nuestra conciencia, el intelecto humano sabe que la fuente de su existencia, es decir, la vida humana debe protegerse y celebrarse. En ese sentido, el mensaje de Caballeros de Colón se extiende más allá de nuestra Orden y nuestro credo religioso; es un mensaje universal que toda persona de bien puede afirmar.

El derecho a la vida no es como otros derechos. Es el derecho más básico y la condición para todos los otros derechos personales, constituye la base de toda comunidad humana y la misma comunidad política. Es bien sabido que San Juan Pablo II dijo que si la vida humana no se respeta, entonces el respeto para todos los otros derechos, por ejemplo, el derecho a la salud, al matrimonio, a la cultura, a la religión, es “falso e ilusorio”. Los derechos humanos de toda clase son “incomprensibles” sin el derecho a la vida. Por lo tanto, nuestra Orden acompaña a la iglesia universal al reconocer la dignidad y la vida humana y sus esfuerzos para alcanzar la protección legal y constitucional para cada persona a nivel internacional, nacional, estatal y local.

Para leer más o donar a la Iniciativa de Ultrasonido, por favor haga clic aquí.

100% de su donación apoyará directamente al Fondo para la Cultura de la Vida.