Caballaros de Colón

Caballeros de Colón

Lectura
  • FUNCIONARIOS

Peregrinación del Año de la Fe a la Iglesia Católica de Estados Unidos.

Impresor Favorable Impresor Favorable
7/17/2013

Para observar el Año de la Fe, católicos de toda la Costa Este se reunirán para una peregrinación, patrocinada por Caballeros de Colón, el domingo 8 de septiembre de 2013, en la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington, D.C. Esta Basílica, que se conoce popularmente como la ‘Iglesia Católica de Estados Unidos’, es la iglesia patronal de Estados Unidos y su santuario mariano más importante.

La fecha coindice con el 50o aniversario de la dedicación del carrillón, que fue donado por Caballeros de Colón.

La peregrinación comienza con una Misa a las 12 p.m., seguida por la exposición del Santísimo Sacramento, el rosario y la renovación de la consagración de la Orden a la Santísima Virgen María. La bendición y el recital de carrillón concluirán las actividades a eso de las 3 p.m. Habrá confesiones de las 10 a.m. hasta las 12 p.m.

El Año de la Fe está diseñado para renovar la fe de los católicos, de manera que seamos testigos fidedignos y llenos de alegría del Señor Resucitado en el mundo de hoy, capaces de guiar a otros a la fe.

El objetivo del Año de la Fe es fomentar una mayor profundización de la práctica y el testimonio de la fe, así como una comprensión más cabal de las verdades de nuestra fe que Jesús—el fundamento de nuestra fe—ha revelado. Para lograrlo, se alienta a los católicos a que participen regularmente en los sacramentos, mejoren su oración personal, participen en peregrinaciones a lugares sagrados y amplíen su conocimiento de las enseñanzas de la Iglesia, en especial con el estudio del Catecismo de la Iglesia Católica.

Los Caballeros de Colón tienen una larga relación con el Santuario Nacional. Ellos proporcionaron $1 millón de dólares para la construcción del campanario, conocido como la Torre de los Caballeros, que fue dedicado en 1959. Cuatro años más tarde, la organización donó un carrillón de 56 campanas. El día de su dedicación (8 de septiembre de 1963), el Arzobispo Patrick O’Boyle de Washington dijo “A los miembros de Caballeros de Colón, en nombre de los obispos de este país, les digo que estamos profundamente agradecidos por este maravilloso regalo. Mucho después de nuestra desaparición, esta torre y estas campanas honrarán a Dios y a Su Madre.

C de C también estableció un fondo dotal de $1 millón de dólares en honor del Pasado Caballeros Supremo Luke E. Hart para promover la devoción mariana en el Santuario Nacional y para preservar y mantener la Basílica. Durante más de 30 años, C de C ha financiado con frecuencia liturgias televisadas y otras transmisiones espirituales de la Basílica. Más recientemente, los Caballeros donaron $1 millón de dólares para la instalación de un mosaico que representa la Encarnación de Cristo en la Gran Iglesia Superior.

Lo invitamos a unirse a los Caballeros y sus familias para rendir culto, rezar y renovar la consagración de la Orden a Nuestra Señora.

Domingo 8 de septiembre de 2013
Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción
400 Michigan Avenue N.E., Washington, D.C., 20017

Los puntos principales de la peregrinación son los siguientes::
• Misa solemne a las 12 p.m. con el Capellán Supremo Arzobispo William Lori de Baltimore
• Palabras del Caballero Supremo Carl Anderson
• Meditación mariana por el Arzobispo Gerald Lacroix de Québec, Primado de Canadá
• Adoración del Santísimo Sacramento con recitación del Rosario
• Renovación de la dedicación de la Orden a la Santísima Virgen María
• Carrillón y Preludio de Coro; Postludio de Carrillón
• Confesiones desde 10 a.m. hasta 12 p.m.
• Los peregrinos serán elegibles para una Indulgencia Plenaria del Año de la Fe

El objetivo del Año de la Fe es fomentar una profundización de la práctica y el testimonio de la fe, así como una comprensión más cabal de las verdades de nuestra fe que Jesús—el fundamento de nuestra fe—ha revelado. Para lograrlo, se alienta a los católicos a que participen regularmente en los sacramentos, mejoren su oración personal, participen en peregrinaciones a lugares sagrados y amplíen su conocimiento de las enseñanzas de la Iglesia, en especial con el estudio del Catecismo de la Iglesia Católica.