Text Size:
  • A
  • A
  • A

Aprenda sobre nosotros

Gracias a los esfuerzos del Padre Michael J. McGivney, pastor auxiliar de la iglesia de Santa María en New Haven y algunos de sus feligreses, el 29  de marzo de 1882, la legislatura estatal de Connecticut certificó oficialmente a Caballeros de Colón como una sociedad benéfica fraternal. La Orden sigue siendo fiel a sus principios de fundación de caridad, unidad y fraternidad.

Caballeros se formó para proveer apoyo económico a miembros y a sus familias. Se ofrece apoyo y ayuda mutua para miembros enfermos, discapacitados y necesitados y a sus familias. Se promueve la hermandad entre los miembros y sus familias mediante asistencia educativa, caritativa, religiosa, de bienestar social y de guerra y labores públicas de asistencia. 

La historia de la Orden muestra cómo el presagio del Padre Michael J. McGivney, cuya causa para la santidad está bajo investigación del Vaticano, dio origen a lo que se ha convertido en la mayor sociedad benéfica fraternal católica del mundo. La Orden ha ayudado a familias a obtener seguridad y estabilidad económica a través de seguros de vida, anualidades y programas de cuidado a largo plazo, y ha contribuido con tiempo y energía para servir a comunidades alrededor del mundo.

Caballeros de Colón ha crecido de unos varios miembros en un consejo a 15,342 consejos y 1.9 millones de miembros en todo Estados Unidos, Canadá, Filipinas, México, Polonia, República Dominicana, Puerto Rico, Panamá, Bahamás, las Islas Vírgenes, Cuba, Guatemala, Guam, Saipán, Lituania, Ucrania y Corea del Sur.

Nuestras actividades caritativas abarcan una infinita variedad de proyectos locales, nacionales e internacionales. Desde colaboraciones caritativas internacionales con las Olimpiadas Especiales, la Misión Mundial de Sillas de Ruedas y Hábitat para la Humanidad hasta nuestros propios proyectos Alimentos para las Familias y Abrigos para los Niños y otras organizaciones caritativas locales, las oportunidades de trabajar junto con otros Caballeros y sus familias son prácticamente ilimitadas. En 2015, Caballeros de Colón impuso un nuevo récord por 17° año consecutivo. Nuestros donativos caritativos aumentaron desde 2014 por más de $1.5 millones de dólares a un nuevo total de $175,079,192 de dólares. Además, alcanzamos nuestro nivel más alto de servicio caritativo en 2015, con más de 73.5 millones de horas de servicio voluntario.