Text Size:
  • A
  • A
  • A

Aprenda sobre nosotros

Seguros de Caballeros de Colón

Gracias a los esfuerzos del Padre Michael J. McGivney, pastor auxiliar de la iglesia de Santa María en New Haven y algunos de sus feligreses, el 29  de marzo de 1882, la legislatura estatal de Connecticut certificó oficialmente a Caballeros de Colón como una sociedad benéfica fraternal. La Orden sigue siendo fiel a sus principios de fundación de caridad, unidad y fraternidad.

Caballeros se formó para proveer apoyo económico a miembros y a sus familias. Se ofrece apoyo y ayuda mutua para miembros enfermos, discapacitados y necesitados y a sus familias. Se promueve la hermandad entre los miembros y sus familias mediante asistencia educativa, caritativa, religiosa, de bienestar social y de guerra y labores públicas de asistencia. 

La historia de la Orden muestra cómo el presagio del Padre Michael J. McGivney, cuya causa para la santidad está bajo investigación del Vaticano, dio origen a lo que se ha convertido en la mayor sociedad benéfica fraternal católica del mundo. La Orden ha ayudado a familias a obtener seguridad y estabilidad económica a través de seguros de vida, anualidades y programas de cuidado a largo plazo, y ha contribuido con tiempo y energía para servir a comunidades alrededor del mundo.

Caballeros de Colón ha crecido de unos varios miembros en un consejo a 15,342 consejos y 1.9 millones de miembros en todo Estados Unidos, Canadá, Filipinas, México, Polonia, República Dominicana, Puerto Rico, Panamá, Bahamás, las Islas Vírgenes, Cuba, Guatemala, Guam, Saipán, Lituania, Ucrania y Corea del Sur.

Nuestras actividades caritativas abarcan una infinita variedad de proyectos locales, nacionales e internacionales. Desde colaboraciones caritativas internacionales con las Olimpiadas Especiales, la Misión Mundial de Sillas de Ruedas y Hábitat para la Humanidad hasta nuestros propios proyectos Alimentos para las Familias y Abrigos para los Niños y otras organizaciones caritativas locales, las oportunidades de trabajar junto con otros Caballeros y sus familias son prácticamente ilimitadas. En 2016, les Chevaliers de Colomb ont établi un nouveau record historique pour la 18e année consécutive. Nos dons de bienfaisance sont passés de 175 million de dollars en 2015 à 177 500 673 million de dollars en 2016. De plus, nous avons atteint notre plus haut niveau de service caritatif en 2016 en offrant plus de 75 million d’heures de bénévolat.