Text Size:
  • A
  • A
  • A

Familias: agentes esenciales de la evangelización

2/1/2016

par Supreme Knight Carl A. Anderson

La Orden expande sus esfuerzos para fortalecer la iglesia doméstica y nuestras parroquias

Carl A. Anderson

Carl A. Anderson

EL 17 DE DICIEMBRE DE 2015, el Capellán Supremo y yo tuvimos el privilegio de ser recibidos por el Papa Francisco en una audiencia privada. Nuestra reunión fue una oportunidad para analizar con el Santo Padre muchas iniciativas de Caballeros de Colón, incluyendo el programa Construyendo la Iglesia Doméstica al Tiempo que Fortalecemos Nuestra Parroquia.

El Papa Francisco ha hablado con frecuencia acerca del papel de la familia Cristiana como iglesia doméstica y ha expresado un especial interés en nuestro programa. En un discurso el verano pasado dijo, “Las familias son la iglesia doméstica, donde crece Jesús; crece en el amor de los esposos, crece en la vida de los hijos”. No podríamos encontrar una mejor declaración para nuestra nueva iniciativa que dichas palabras.

Nuestro programa también busca promover los objetivos definidos por el Sínodo de los Obispos sobre la Familia en octubre pasado. El documento final del sínodo enfatizó los elementos clave del ministerio de la Iglesia para las familias.

Primero, el documento declaraba que “la familia necesita redescubrirse como agente esencial en la obra de la evangelización”. Segundo, enfatizó la necesidad de “una exhaustiva renovación de la práctica pastoral de la Iglesia a la luz del Evangelio de la Familia y para reemplazar su actual énfasis en cada persona”. Tercero, hizo un llamado al “acompañamiento pastoral” de las familias para promover el crecimiento en la “vida espiritual y la solidaridad” de las familias mediante liturgias, prácticas devocionales, mayor atención a las Sagradas Escrituras y a la Eucaristía celebrada para las familias.

En otras palabras, el sínodo pidió precisamente el tipo de programas pastorales que propone nuestro programa Construyendo la Iglesia Doméstica al Tiempo que Fortalecemos Nuestra Parroquia, para fomentar una nueva evangelización de la familia y a través de la familia.

El mes pasado, en mi columna analicé cómo este programa proporcionará un nuevo énfasis al ministerio de la juventud dentro de la parroquia como clave para las actividades juveniles de nuestra Orden.

Este mes, tuve la oportunidad de anunciar dos iniciativas prácticas en nuestro programa. Primero pedí a los Diputados de Estado y a los Capellanes de Estado que pusieran en práctica lo siguiente:

Primero, incorporar en la Misa inaugural de toda convención de estado que se realice este año fraternal una simple oración de consagración de la familia a la Sagrada Familia. Nuestro objetivo será ofrecer a cada familia de Caballeros de Colón la oportunidad de esta consagración. Como parte de este programa, pediremos a toda parroquia con una presencia activa de Caballeros de Colón que ofrezca esta oración para la consagración de la familia durante las Misas celebradas el primer domingo después de Navidad, que tradicionalmente se celebra como la Fiesta de la Sagrada Familia.

Segundo, auspiciar comuniones comunales para las familias de Caballeros de Colón el Día del Padre, y dar como parte de la celebración Eucarística una oportunidad para que todas las parejas casadas afirmen sus votos matrimoniales.

Nuestra esperanza es que estos programas auspiciados por Caballeros de Colón de consagración de la familia a la Sagrada Familia y afirmación de los votos matrimoniales en el Día del Padre se conviertan en eventos litúrgicos anuales en todos los países en los que está activa la Orden.

Estos dos programas, muy prácticos y basados en la parroquia, pueden ayudar a construir un nuevo acompañamiento pastoral para las familias. El testimonio de millones de familias consagradas a la Sagrada Familia y millones de parejas católicas afirmando su matrimonio bajo el liderazgo de esposos y padres católicos puede ser realmente el inicio de una nueva evangelización de la vida familiar.

Además, los consejos continuarían auspiciando nuestro programa de Oración de la Sagrada Familia basado en la parroquia, así como nuestro programa devocional mensual Construyendo la Iglesia Doméstica: La Familia Plenamente Viva. Ambos programas ofrecen valiosos recursos para que esposos y padres asuman una mayor responsabilidad al construir la iglesia doméstica en su propio hogar.

En los próximos días se anunciarán más aspectos de nuestro programa a medida que realicemos nuevos esfuerzos para fortalecer y preservar a nuestras familias y a nuestras parroquias.

¡Vivat Jesus!