Desafío mensual del Capellán Supremo

Junio 2019

Jesús dijo a sus discípulos, «les he dicho todo esto mientras estaba con ustedes. En adelante el Espíritu Santo, el Intérprete que el Padre les va a enviar en mi Nombre, les enseñará todas las cosas y les recordará todo lo que yo les he dicho». (Evangelio del 9 de junio, Domingo de Pentecostés, Juan 14:23B-26)

Trate de ponerse en los zapatos de los discípulos al escuchar estas palabras en la Última Cena. Probablemente se sintieron frustrados, ansiosos y confundidos. Quizá, incluso sintieron que sus días con Jesús en su cuerpo terrenal estaban llegando a su fin. Este mes, celebraremos Pentecostés y entrenaremos nuestro enfoque en esta promesa que Jesús hizo a cada uno de nosotros: que nunca nos dejara; que enviará al Espíritu Santo como nuestro guía y defensor que nos brindará ayuda. Nuestros cuerpos son, de hecho, un templo de este mismo Espíritu Santo. Como discípulos de Jesús y amados hijos del Padre Celestial, seamos conocidos como hombres que se acercan constantemente al Espíritu Santo y libera el poder del Espíritu en nuestras vidas.

Reto del Capellán Supremo Arzobispo William E. Lori:

Este mes los reto a que profundicen su relación con el Espíritu Santo al orar con las palabras «Ven, Espíritu Santo» mientras comienzan su tiempo diario de oración, su día de trabajo o una actividad en casa. En segundo lugar, los reto a invitar a un amigo o familiar (que no esté activo en su fe) a que participe con ustedes en la Misa o en la Adoración.