Text Size:
  • A
  • A
  • A

Por 20 Años los Caballeros de Ottawa, han defendido enérgicamente La Vida

5/15/2016

El Director Supremo, Graydon Nicholas de New Brunswick asistió a la Marcha Nacional por la Vida de Canadá, y habló en Parliament Hill durante un mitin previo a la marcha.

Miembros de Caballeros de Colón y sus familias estuvieron entre los miles que se reunieron en Ottawa para la 20ª. Marcha Nacional Anual por La Vida de Canadá, el jueves 11 de mayo. Miles de personas más participaron en marchas locales en todo el país.

Pacíficamente reunidos en Parliament Hill, los asistentes a la marcha nacional se unieron para exigir que las leyes de la nación una vez más defiendan el derecho más básico inherente a todas las personas humanas: el derecho a la vida.

Las marchas de este año, a nivel nacional y local, coinciden con el 150 aniversario de la confederación de Canadá. Para señalar la ocasión, la Coalición Campaña por La Vida, que organiza la marcha nacional cada año, lanzó la campaña en línea web llamada: “iStandOnGuard.ca” pidiendo que cada canadiense pro-vida haga la promesa de defender la vida, desde el momento de la concepción hasta la muerte natural. La Coalición espera que esta promesa ayude a liberar a Canadá de los efectos devastadores del aborto, que ha asesinado aproximadamente a 100,000 niños cada año en el país. El aborto, que es legal durante los nueve meses de embarazo, incluso hasta el momento del nacimiento, está financiado en su totalidad por los dólares de los impuestos canadienses. Además, la ley actual no impone ninguna restricción, permitiéndolo por cualquier razón, o por ninguna en absoluto.

La marcha inició con un mitin en Parliament Hill y procedió por las calles del centro antes de regresar por los testimonios de los participantes de la campaña silenciosa de concientización No Más y un servicio de oración. Entre los que estuvieron en la reunión se encontraban tres miembros de la Junta Directiva de Caballeros de Colón: el Director Supremo Graydon Nicholas de New Brunswick, el Director Supremo Arthur Peters de Ontario y el Director Supremo Larry Kustra de Manitoba.

Al explicar por qué es tan importante que los Caballeros asistan a estos eventos, el Director Supremo Kustra compartió lo siguiente: “Los Caballeros de Colón, con sus casi 2 millones de miembros, creen que el derecho a la vida es un regalo que Dios nos ha dado. La vida desde la concepción hasta la muerte natural es un don sagrado”.

“Nuestra participación en la Marcha por La Vida nos recuerda la importancia de que nosotros como católicos atribuimos a la santidad de la vida, desde la concepción hasta la muerte natural”, añadió el Director Supremo Peters. “En una sociedad que ahora permite la eutanasia y el suicidio asistido, es importante que defendamos públicamente nuestra creencia en la dignidad de la persona en todas las etapas de su vida”.

Esta creencia es la razón de la labor pro-vida en todo el país, incluyendo las marchas anuales por la vida realizadas en toda la nación. Como lo señaló el Director Supremo, los Caballeros creen que “el derecho a la vida es la base de otros derechos, tales como la salud, el matrimonio y la religión de un individuo”, una creencia que los inspira para apoyar fuertemente una Cultura de la Vida.

Las marchas de este año atrajeron muchos comentarios después de que Jim Watson, alcalde de la ciudad de Ottawa, arriara la bandera ondeante sobre el Capital Building en conmemoración del 20° aniversario. A pesar de que el día había sido proclamado por el alcalde como “Día Nacional de la Marcha por la Vida en la Capital”, la bandera, en la cual se leía en grandes letras: “Marcha Nacional por la Vida en Ottawa”, tuvo que arriarse debido a la reacción de la Coalición por los Derechos del Aborto de Canadá.

A pesar de la reacción, los asistentes pro-vida al evento no se desanimaron.

“Estoy muy complacido por el número de jóvenes que están participando en la marcha nacional”, dijo el Sr. Kustra. “Incluso tuvimos un grupo de jóvenes que vino desde Alberta. Esto habla bien del futuro del movimiento pro-vida”.